Click acá para ir directamente al contenido
Déjanos tu mensaje
  • SUV

Los 12 Factores a Considerar para Comprar la Mejor SUV

Los 12 factores que debes considerar para comprar la mejor SUV

Si estás pensando comprar una y te preguntas ¿cómo elegir la mejor SUV? Sigue leyendo, porque hemos preparado el listado esencial para que tomes nota y salgas airoso de la multitud de opciones disponible. Es importante que revises cada punto, porque de ti dependerá la importancia que quieras dar a cada aspecto. Lo claro es que, seguro hay uno que tiene todo lo que necesitas.

Algunas cosas a tener en cuenta

Antes de comenzar con el listado de puntos, es importante que sepas muy bien a qué nos referimos cuando hablamos sobre una SUV (puedes encontrar más información en “¿Qué es una SUV?”). A modo de resumen, por SUV nos referimos a vehículos que son mucho más versátiles y de mayor capacidad que los vehículos tipo sedán o hatchback. Por ponerlo de alguna forma, son como un todoterreno, pero más deportivos y de gran comodidad.
Ahora, para elegir una, aunque todas son similares, no cuentan con las mismas capacidades o accesorios y cada una ha puesto énfasis en aspectos específicos, por lo que al elegir una, debes tener esto en cuenta. Veamos los 12 factores a considerar para elegir la mejor SUV:

    • ¿Cuál es tu estilo de vida?

      Un vehículo es una extensión de nosotros mismos. Es una inversión orientada a cumplir con nuestras necesidades, que a la vez debe verse y sentirse cómodo. De alguna forma también representa un poco nuestra personalidad. ¿Te vas a surfear los fines de semana? ¿Prefieres visitar las montañas o esquiar en invierno? ¿Trabajas en terreno y debes conducir por zonas no pavimentadas? ¿Te gusta manejar en un vehículo con estilo, pero capaz de llevarte a cualquier lado?
      Si vas a elegir una SUV, siempre podrás ir por modelos más compactos y deportivos, pasando por los espaciosos y familiares o los más elegantes y lujosos. La decisión es tuya y, con cada alternativa de equipamiento, podrás personalizarla todavía más a tu necesidad y tu estilo.


    • ¿Qué uso le darás?

      ¿La usarás para llevar a tu familia y hacer las compras del supermercado? ¿Te gusta disfrutar de un ambiente cómodo y elegante cuando vas al trabajo? ¿Disfrutas de paseos y necesitas espacio para tu equipaje? ¿Tal vez buscas un vehículo compacto con el que moverte en la ciudad sin preocuparte mucho de eventuales irregularidades en el camino? Piensa bien qué harás con tu vehículo, cuáles son tus necesidades y en función de eso privilegia el tamaño, equipamiento y modelo. Lo más importante es que cuando optas por una SUV, accedes a un repertorio de opciones que te permitirán salir de la ruta, conducir off road, explorar paisajes naturales donde no llegan los caminos convencionales. En vez de manejar fuera del camino, podrás conducir sin importar si hay caminos o no.

    • ¿Cuánta capacidad de carga (equipaje y personas) necesitas?

      Puede que prefieras ir solo, a la aventura, con tu equipaje y tabla de surf, o en cambio que planifiques viajes periódicos a una casa en la playa o la montaña. También puede ser que tengas la necesidad de viajar día a día, por motivos laborales, a terreno. Una maleta o 6, poca o mucha carga. Cada modelo de SUV cuenta con opciones distintas, que permitirán llevar cómodamente a 1 o más pasajeros y que de igual forma te permitirán abatir los asientos para generar mayor espacio de carga.

      En este sentido, un gran tema a considerar es ¿qué tanto espacio puedes tener en la maleta? Verifica también que el vehículo cuente con barras en el techo para poder incorporar maleteros, portaequipaje o porta bicicletas. Otro tema muy importante a considerar es que la cantidad de metros cúbicos que se indica normalmente en la ficha técnica de cada vehículo no es una cifra estándar y a veces se aleja de lo práctico. Además de revisar la cantidad de metros cúbicos es bueno tener en cuenta el ángulo de la puerta y de los asientos, así como de los lados del vehículo. Una zona de carga triangular no permitirá almacenar de igual forma maletas o artículos rectos.


      Pero tranquilo, si el vehículo te gusta y la maleta no es suficientemente grande, siempre queda la opción de usar almacenamiento exterior. En caso contrario, te recomendamos revisar la Subaru Forester, que cuenta con 76,1 pies cúbicos, equivalente a 2,1 metros cúbicos de espacio interior para carga.

    • ¿Manual, automático o CVT?

      Puede que sea cosa de gustos, aunque la discusión respecto de la eficiencia en potencia o consumo de combustible es algo que sí es parte de esta decisión. Si tu estilo de conducción es más participativo y te gusta gestionar las velocidades máximas y mínimas que permite cada marcha, seguramente preferirás un vehículo con cambios manuales. Estos dan la sensación de mayor control tanto en terrenos inclinados como al conducir en el día a día. Quienes prefieren los cambios automáticos, optan por la tranquilidad y comodidad de dejar que el vehículo se haga cargo de las marchas. Es mucho más fácil, pero el motor y el sistema de cambios debe ser muy eficiente para mantener un consumo óptimo de combustible.

      Una tercera opción es la CVT, que significa Transmisión Variable Continua. Este sistema, ya estándar en los actuales de SUV de Subaru, cuenta con una serie de poleas que se hace cargo de 2 aspectos que resultan críticos al optar por una marcha automática: primero, la eficiencia de combustible y segundo, la precisión en el cambio de velocidades.

      Un sistema CVT prácticamente no se siente y es mucho más eficiente, gracias a un sofisticado sistema de correas y poleas que va asignando mayor o menor potencia de torque según sea necesario. Además, en el caso de Subaru, la transmisión CVT viene acompañada de paletas de cambio, que imitan el funcionamiento de los cambios tradicionales y dan mayor control a los conductores que así lo prefieren en ciertas situaciones. En resumen, la transmisión CVT es lo mejor de los 2 mundos.

    • ¿Cuánta seguridad necesitas?

      Para muchos la respuesta obvia es “tanta seguridad como sea posible”. Aunque habrá personas que privilegiarán ciertos niveles de control y autonomía. Sin embargo, aquí lo importante es al menos que, cuando sea necesario, tu vehículo responda adecuadamente, protegiendo tu vida y la de tus seres queridos.

      Para poder evaluarlo correctamente al revisar las características de un vehículo, debemos considerar estos 2 aspectos: la seguridad activa y la seguridad pasiva.

      La seguridad pasiva es la que ayuda a reducir posibles daños en caso de accidente. En este mundo están los cinturones de seguridad, las láminas de seguridad para evitar que los vidrios quebrados se astillen, una estructura reforzada que proteja a los pasajeros y los ya conocidos airbags, que en la mayoría de los vehículos está disponible solo en los asientos frontales, pero que en el caso de Subaru, está presente de forma estándar tanto para los asientos delanteros como traseros.

      La seguridad activa por otro lado es toda aquella que permite o ayuda a prevenir un accidente. Aquí podemos poner los frenos ABS junto con el sistema EBD (Electronic Brafe-force Distribution, que optimiza la distribución de la potencia de freno entre las ruedas frontales y traseras asegurando la máxima presión y evitando que el vehículo patine.

      Una buena visibilidad también es de gran importancia como seguridad activa. La iluminación, sirve para mejorar las condiciones de conducción de noche. En el caso de algunos modelos de Subaru, existe un sistema sensible al volante, que orienta la iluminación hacia donde te diriges.

      Por otro lado la cámara de retroceso, así como sensores traseros y laterales, ayudan a advertir e incluso detener el vehículo cuando existe el riesgo de colisión.

      Además de lo anterior, es posible dar un paso más allá en lo que se refiere a prevención de accidentes. Subaru cuenta con un sistema de asistencia a la conducción llamado EyeSight, disponible para los modelos Forester, Outback y Legacy en el Perú, que funciona como un par de ojos extra en la ruta. Este sistema puede incluso detener el vehículo ante una situación de riesgo y ha demostrado ser capaz de reducir hasta en un 85% la tasa de colisiones frontales o traseras.

    • ¿Privilegias la potencia o la eficiencia en consumo de combustible?

      Para algunos, la eficiencia en el consumo de combustible es una necesidad, para otros, el cuidado del medio ambiente es casi una exigencia. Sin embargo, en condiciones más extremas, la potencia del motor lo es todo. Debes tener claro cuál es tu caso y en función de esto decidir si optarás por un vehículo con la máxima eficiencia en consumo de combustible u otro que privilegie la potencia de torque por sobre todas las cosas. Probablemente en la mayoría de los casos, lo mejor sea un vehículo que se adapte a las distintas circunstancias.

      Dentro de lo más visible, algunos aspectos para evaluar la eventual eficiencia en el consumo son el tamaño, peso y aerodinámica del vehículo. Mientras mayor el peso, el tamaño y la resistencia al viento, mayor combustible será necesario para moverlo.

      Otro aspecto menos visible pero de gran importancia es la relación de transmisión, que tiene el potencial de generar gran ahorro en el combustible. La relación de transmisión determina la capacidad de remolque y torque. Pero a mayor capacidad de remolque y torque, mayor será también el consumo de combustible.

      En el caso de Subaru, su transmisión Lineartronic CVT de quinta generación, disponible para los modelos Forester, Outback y XV (además de Legacy e Impreza), entrega un poder ininterrumpido, maximizando la eficiencia de combustible mientras que mantiene el motor al nivel óptimo de funcionamiento. Este sistema usa un convertidor de torque especialmente modificado para conectar el motor a la transmisión y puede operar de forma distinta cuando viaja a baja o alta velocidad.

      Existen opciones para todos los gustos, por lo que es importante que tengas esto claro al elegir tu vehículo.

    • ¿Necesitas capacidad de remolque?

      Cuando la capacidad de carga del vehículo no es suficiente, por muy grande que sea, existen opciones para aumentarla. Además de accesorios para el techo, puedes llevar con tu remolque un carro de arrastre o una casa rodante. O tal vez querrás tirar de algún objeto o vehículo en el camino. Pueden existir muchas opciones en las que necesites usar de la potencia de tu vehículo para mover un objeto pesado. Y aunque las SUV no son naturalmente vehículos de remolque, muchos cuentan con la posibilidad de incorporar esta opción al comprar tu vehículo (o hacerlo después de haberlo comprado). Por ejemplo, en el caso de Subaru, los modelos SUV permiten las siguientes capacidades de remolque:



      Adicionalmente, gracias al motor Subaru Boxer, su sistema de transmisión Symmetrical All-Wheel Drive y la tecnología X-Mode, la experiencia de remolque es mucho más precisa y eficiente en el consumo de combustible ya que controla con precisión la potencia transmitida a cada rueda, maximizando la capacidad de tracción del vehículo. También ayuda el sistema de freno EBD (Electronic Brakeforce Distribution), que hará más seguros tus viajes con carga al incrementar su capacidad de freno.

    • ¿Cuánta garantía tiene tu SUV?

      ¿Está definida por kilómetros, por años, o ambos? Además, ¿cuál es la que más te preocupa? Si vas a usar poco tu vehículo, te conviene una garantía por kilometraje (que durará más años). En cambio, si lo vas a usar de forma intensiva, tal vez sea mejor optar por una asociada a años.

      En el caso de Subaru, cuenta con una garantía extendida de 5 años o 100.000 kilómetros (lo que se cumpla primero) que se divide en 2 etapas.

      Los primeros 3 años o 60.000 kilómetros se aplica la garantía de vehículos nuevos que cubre casi la totalidad de piezas y partes, exceptuando aquellos repuestos o mantenciones propios del desgaste normal del vehículo como filtros, discos de embrage o pastillas de freno.

      El cuarto y quinto año se aplica la garantía extendida, que cubre al tren de potencia del vehículo. Encuentra en subaru.com.pe el detalle de la garantía y plan de mantenimientos.

      Es bueno saber que los vehículos cuentan con distintos tipos de garantía. Existe la básica, que como se menciona arriba cubre todo menos los insumos de mantención producto del desgaste normal del vehículo. Por otro lado está la garantía anti perforación/corrosión/óxido, que ofrecerán algunas marcas (Subaru ofrece 5 años para óxido y garantía ilimitada en el caso de corrosión).

      Otro tipo de servicio que viene incluido en algunas garantías es la asistencia en viaje. Algunas marcas ofrecen servicios que te rescatarán si tu vehículo se queda en panne. Estás cubierto si te quedas fuera del auto, se pincha una rueda o te quedas sin combustible. Esta información está disponible en el manual del propietario de cada vehículo.

      Finalmente está la garantía que Subaru ofrece como “extendida”, que se hace cargo te todas las partes que hacen que el vehículo se mueve, tales como el motor, la transmisión y los cambios. Igual que en la garantía básica, este tipo de garantía no se hace cargo de los elementos que se gastan con el uso normal del vehículo (como correas y mangueras).

      Además, pregunta por el valor de los mantenimientos obligatorios y cada cuántos kilómetros/años deben realizarse, ya que es un factor importante a considerar como parte del valor de mantenimiento de tu vehículo. En el caso de Subaru, hay un mantenimiento gratuito a los 3 meses o 1.500 kilómetros (lo que ocurra primero) y luego cada 7.500 kilómetros.

    • ¿Cuál es el costo de mantenimiento de una SUV?

      Aceite, repuestos, líquido refrigerante, pastillas de freno, etc. Cada marca de vehículos cuenta con distintas opciones de mantenimiento, repuestos e insumos. Revisa bien el tuyo para que luego no te encuentres con sorpresas. Lejos lo más importante es el uso de combustible y el octanaje que tenga. Luego es importante considerar lo que mencionamos en el punto anterior, es decir el valor de los mantenimientos obligatorios.

    • Atención Post Venta

      Tal vez uno de los aspectos menos valorados pero más importantes a la hora de comprarse un vehículo es saber que encontrarás repuestos, que podrás agendar mantenimientos en tiempos que te acomoden y que contarás con apoyo técnico en tu ciudad. Por eso es bueno privilegiar marcas establecidas.

      De todas formas, si te toca buscar un taller, es bueno que tomes en consideración que cuente con su debida certificación, que tenga técnicos bien calificados y entrenados, que ofrezca valores estimados de mantenimientos frecuentes, que el taller se encuentre limpio y ordenado y sobre todo, que ofrezca una garantía por sus servicios.

      Revisa la red de concesionarios Subaru y encuentra dónde hacer tu próximo mantenimiento.

    • ¿Podrás revender tu SUV usada a buen precio?

      Muy importante en el caso de los vehículos, porque ya estamos lejos de los tiempos en que un automóvil era para toda la vida. Hoy se tiende a cambiar el auto según las necesidades y cada cierta cantidad de tiempo. Por lo mismo, saber que cuentas con la posibilidad de revender tu vehículo a un buen precio, es algo muy tranquilizador. Revisa sitios web y periódicos y busca el valor de los vehículos usados para tener una referencia de su depreciación (importante tengas en cuenta kilometraje y año al comparar).

      Además, consulta por certificaciones o premios. En el caso de Subaru, sus vehículos cuentan con el premio ALG al mejor valor residual del 2020 por quinto año consecutivo en Estados Unidos. Igualmente, el Subaru New Forester recibió el premio al “Mejor Vehículo para comprar el 2019”, por parte de The Car Connection, un medio web especializado, gracias a sus prestaciones de seguridad, funcionalidad y valor. La Forester también recibió el premio a la Mejor SUV por parte de la prensa y medios especializados de todo el mundo.
    • ¿Todavía no te decides? Conoce los modelos SUV que Subaru tiene para tí

      ¿No sabes cuál SUV elegir? Te sugerimos que evalúes las opciones de SUV que te ofrece Subaru y elige la que más se acomode a tus necesidades.

Modelos

Subaru New XV

SUV compacta y deportiva, ideal para quienes disfrutan de salir a la aventura y dan uso diario a su vehículo para ir a trabajar.

Capacidad de carga: 20,8 pies cúbicos / 5,8 metros cúbicos Capacidad de remolque: 1400 Kg de peso.

Subaru Forester

Una opción más familiar, esta SUV cuenta con el espacio que necesitas para escapar los fines de semana con familia o amigos, o usar diariamente.

Capacidad de carga: 20,8 pies cúbicos / 5,8 metros cúbicos Capacidad de remolque: 1500 Kg de peso.

Subaru Outback

La SUV con el disño más elegante que a la vez mantiene la comodidad y seguridad que caracteriza a Subaru.

Capacidad de carga: 24,3 pies cúbicos / xx metros cúbicos Capacidad de remolque: 1500 a 1800 Kg de peso.